Celia la más autóctona

No es posible hablar de la Revolución, sin mencionar el nombre de Celia Sánchez Manduley, quien se destacó en el movimiento clandestino de las provincias orientales, y cuando tomó el camino de las montañas se convirtió en un miembro efectivo del Ejército Rebelde. Desde entonces y hasta  su muerte fue la insuperable auxiliar del comandante en jefe Fidel Castro.

Celia fue aquella mujer  siempre dispuesta a ayudar a resolver cualquier situación. No hubo problema humano por solucionar en los que ella rehusara intervenir y que no lo hiciera con modestia, decisión y también con ferviente pasión revolucionaria.

La Heroína de la Sierra y el Llano, Celia Sánchez Manduley (9 de mayo de 1920-11 de enero de 1980),  fundadora y dirigente del Movimiento 26 de Julio, primera mujer guerrillera en Sierra Maestra y alta dirigente del Estado revolucionario cubano, es recordada en estos días  en todo el país, principalmente  las localidades en las que pasó parte de su vida y luchó clandestinamente, en especial en Media Luna, Pilón y Manzanillo.

“Celia expresa lo autóctono por su criollez, su cubanía; siendo diputada, del Consejo de Estado, del Comité‚ Central, nunca dejó de comportarse con su gracia y acento campesinos, de gente del pueblo. Ni miró jamás por encima del hombro a alguien. “Y expresa lo autóctono, también, porque era esa cubana bromista, jaranera, pero a la vez responsable, exigente, comprometida, anónima y modesta”.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento sobre “Celia la más autóctona”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*