Celia en el recuerdo del pueblo

“Celia era y será siempre para todos sus compañeros, la fibra más íntima y querida de la Revolución cubana: la más entrañable de nuestras hermanas. La más autóctona flor de la Revolución. Armando Hart

Después del triunfo de la Revolución ella entregó su capacidad y energía para cumplir ejemplarmente las responsabilidades que le fueron asignadas en el Estado. Al propio tiempo, estaba al tanto de las necesidades de la población y de sus compañeros de lucha.

El 11 de enero de 1980 fallece Celia Sánchez Manduley, Fundadora y dirigente del Movimiento Revolucionario 26 de Julio en la antigua provincia de Oriente, trabajó incansablemente en el llano clandestino.

El 19 de marzo de 1957 se incorporó al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y fue fundadora del pelotón femenino “Mariana Grajales”.

Después del triunfo, integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba y la Asamblea Nacional del Poder Popular como diputada. Ocupó la responsabilidad de Secretaria del Consejo de Estado.

Para el pueblo, Celia resultó siempre -sin necesidad de añadir cargos o apellidos-, símbolo de cubanía, de fidelidad a la Revolución y a Fidel, de feminidad y entereza, de humanismo y sentido del deber.

A treinta años de su desaparición física todavía uno encuentra personas, en una cola, en la panadería o en cualquier parte de nuestro terrotorio que expresan con orgullo: “Mi problema me lo resolvió Celia”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*